275 Shares 3852 views

La carta de reclamos no es difícil de escribir

Lo primero que debe hacer después de leer este artículo es ir a la librería y comprar la "Ley de Protección al Consumidor", y también lo recomendaría a todos sus amigos y conocidos. La Ley lo tiene todo: la lista y el contenido de los artículos, las solicitudes y las muestras, sobre la base de la cual se compone fácilmente una carta de reclamo.


Las reclamaciones del consumidor y del ciudadano están reguladas por diferentes leyes

Algunas recomendaciones en Internet para la preparación de la reclamación contienen imprecisiones en la parte que se refiere a reclamaciones elaboradas sobre la base del cumplimiento de las condiciones contractuales y de la reclamación del consumidor. Es necesario distinguir las reclamaciones entre las partes – las personas jurídicas o las reclamaciones a una persona jurídica de una persona privada debido a la violación de los derechos del consumidor.

Si usted hace una reclamación a una empresa de gestión, entonces usted es un consumidor de sus servicios, y su relación está regulada por la protección de los derechos de los consumidores y la Ley pertinente. Si sus derechos son violados por el empleador, entonces usted tiene el derecho de solicitar directamente al tribunal, no hay necesidad de escribir una carta de reclamo, sus relaciones están reguladas por el Código Civil. Un empleador puede escribir una declaración con requisitos legales, pero esto no es una reclamación. Este documento se elabora con el fin de adjuntarlo al expediente y establecer el hecho de denegación en los requisitos legales. Se puede llamar algo: una queja, una demanda, una declaración, no es esencial.

La reclamación de una persona jurídica en virtud de contratos celebrados entre personas jurídicas no está redactada por un individuo, sino por un empleado del departamento jurídico en nombre de la empresa en caso de violación de los términos de un contrato. La reclamación está escrita y se indican los puntos específicos del contrato previamente celebrado. Los desacuerdos sobre contratos de este tipo son considerados por el tribunal arbitral.

Las reclamaciones se escriben cuando nuestros derechos del consumidor son violados

La ley mencionada anteriormente explica en detalle y de forma accesible quién es el consumidor y en qué casos se redacta la reclamación. Los abogados usan el analfabetismo legal de la población y toman dinero por lo que cualquier persona culta puede escribir – una carta de reclamo. En la tienda, usted tiene una relación contractual inmediatamente, tan pronto como usted compra cualquier mercancía. No hay necesidad de volver a contar el contenido de la Ley del Consumidor, y esto no es posible dentro del marco de un artículo. Es mucho más útil adquirir la Ley misma y pensar un poco al leerla.

Una persona puede presentar una carta de reclamo a una persona jurídica, si es una empresa que vende un producto de calidad inferior o proporciona un servicio de calidad inferior, pero sólo si se violan los derechos del consumidor. Una persona privada es el mismo consumidor. Esto no es un "duelo" o "guerra del papel", como algunos autores escriben sobre la reclamación. Esta es la defensa legal de sus derechos legales por ley.

No se enoje, llame a la conciencia o se quejan de los tiempos y la moral. No malgastes tus nervios y los de otras personas. ¿Por qué? Cuando hay una ley, debe ser EJECUTADA. Actuar de acuerdo con ella. Es posible que una carta de reclamación tenga un efecto en los vendedores sin escrúpulos, y usted será capaz de llegar a una decisión positiva. Si no, entonces no juro y gritar. Eres una persona bien educada. Sigue adelante, tranquilo y confiado.

Si recibe una respuesta negativa, lea cuidadosamente el Fa. En esta etapa, usted puede obtener asesoramiento jurídico, si no todo en la ley es clara. Habiendo convencido de que la verdad está a su lado, audazmente ir a la corte, habiendo determinado su daño moral tres veces, y los costos del deber estatal le será devuelto por el culpable. Cuantos más ciudadanos sean civilizados, plenamente conscientes de su rectitud, armados con la Ley, defenderán sus derechos, más pronto pasaremos de un país de bárbaros a una sociedad civil.

Cómo escribir una carta de reclamo

Recuerde que con cualquier solicitud que usted necesita para ir a la oficina burocrática (o oficial), habiendo escrito por adelantado en papel. Asegúrese de preparar dos copias. Usted da al primer secretario o funcionario (depende del nivel del funcionario), y en la segunda copia, la suya, (¡sin falta!), Se hace una marca estándar que se acepta la demanda (queja, solicitud, solicitud) Etc.) debe ser decodificado, la fecha es obligatoria. Independientemente de lo que quiera saber exactamente, cualquier institución estatal o tienda, la empresa (en el caso de afirmar los derechos del consumidor) tiene los términos estipulados por la ley, en la que está obligado a dar una respuesta. Si no hay respuesta, este es un argumento positivo adicional para usted en el curso de un litigio.

En primer lugar, rellene la esquina en la que se indica a quién y de quién se envía la reclamación. Entonces la palabra "CLAIM" se escribe en medio de la hoja de papel, esto es también una condición obligatoria. Además, usted puede en un estado de forma arbitraria todo lo que usted está dolorido. Los hechos, fechas y cifras deben ser necesariamente confiables. La parte artística no importa, pero será muy agradable si las circunstancias del caso se expresan de una manera seca y profesional.

Escriba qué es exactamente lo que desea obtener en caso de una decisión positiva. Si hay documentos que confirman los hechos, hacer fotocopias, prikolite a la reclamación y escribir: "Aplicación", y luego en los elementos: 1,2,3 – la lista de lo que se adjunta a la reclamación. No olvide poner la fecha y la firma de forma legible. Ahora usted sabe cómo escribir una carta de reclamación, si sus derechos son violados como un consumidor.

Asegúrese de comprar la Ley y tenga en cuenta que el deseo de compensar el daño moral en esta etapa no está justificado. El daño moral es compensado por una decisión judicial.