590 Shares 1587 views

Maneras interesantes de atar una bufanda. Nudo de Milán – armonía de la simplicidad y el estilo

Una bufanda muy atada que encaja perfectamente con el estilo y el color de la ropa, forma una imagen verdaderamente inolvidable y viva que llama la atención, ¡es recordada y admirada!


Vamos a tratar el papel de la bufanda en la formación de la imagen y el estilo

Hoy en día, muchas personas llevan pañuelos no sólo porque son más calientes, sino porque se han convertido en accesorios en una serie de cosas prácticas. Así que si en su armario no encontrar varios diferentes en la textura, el color y el estilo de las bufandas, a continuación, debe ejecutar inmediatamente después de ellos a la tienda, porque la mayoría de las imágenes se verá acabado y completo sólo si son complementados por un elemento similar.

En tiendas modernas, boutiques, y en Internet puedes encontrar una variedad de accesorios diferentes y absolutamente únicos, incluyendo bufandas, para que tengas mucho para elegir.

Bufanda, atada con un nudo de Milano, es una solución interesante y muy simple

Si desea lucir elegante, debe aprender algunas maneras de atar una bufanda. Esto permitirá que cada día se vea diferente, incluso si en su arsenal sólo hay un elemento de este tipo de estilo.

Especialmente importantes son una vez más la simplicidad, el entrelazado simple, porque la verdadera belleza y estilo se encuentran en líneas simples y comprensibles que se pueden servir y posicionar de una manera especial, incluso a través de un detalle del armario como la bufanda. El nudo de Milán, como una manera de vestir, encaja perfectamente con esta descripción, tantos fashionistas y mujeres de moda lo usan con placer para poner el acento final en la imagen formada. Y no importa qué tipo de ropa se combina con, lo principal es que los estilos deben ser compatibles.

Aprender a tejer una bufanda inusualmente. Milan nudo de nuevo en una tendencia

Tome en la mano una bufanda bastante larga y hermosa (encaja con patrones de franjas o interesantes en los extremos son más adecuados). Doblar dos veces, colóquelo sobre el cuello para que los extremos estén en una mano, y en el otro se forma el lazo formado. Arrastra los extremos en un bucle, endereza la bufanda – ¡eso es todo! Como puede ver, el proceso es simple y se recuerda desde la primera vez, pero para mirar cada vez que será genial!

Es mejor no tomar bufandas demasiado voluminosas, porque no sólo puede parecer un poco ridículo, pero para mover el cuello no será muy conveniente para usted.

¿Por qué es tan parecido a atar la bufanda de un hombre?

Un hombre en su guardarropa también debe tener una bufanda elegante. El nudo de Milán se ve particularmente bien en el cuello del sexo más fuerte. Este método de calcetines es adecuado para una chaqueta de cuero, y bajo un abrigo, y sólo con un puente, se verá interesante y unordinary. En general, los hombres que saben cómo atar una bufanda maravillosamente merecen respeto. Y las maneras más intrincadas de atar a un individuo pueden mirar a veces fuera de lugar, pero el nudo de Milano de una bufanda es lo que usted necesita!

El uso es posible y los modelos de colores apagados, en colores pastel o oscuros, y opciones más vívidas, coloridas que perfectamente se adaptan a la ropa del estilo kizhual oscuro.

Algunas reglas no escritas sobre cómo usar una bufanda

Hay varios pequeños matices que debe realizar para que siempre se ven hermosas en la bufanda.

  • Primero – nunca deje una etiqueta o etiqueta en ella – no agrega a la imagen de la belleza.
  • En segundo lugar – las bufandas finas de los tejidos ligeros que usamos en el verano y en la primavera, para el invierno hay variantes. Todo tiene su tiempo y lugar, esto también se aplica a tales accesorios.
  • En tercer lugar, demasiado pesado, bufandas de invierno se verá fuera de lugar si usted los usa en la habitación. También vale la pena recordar que si la sombra de la bufanda será eco con algunos de los colores en su imagen, se verá aún más elegante.

Y la cosa más importante a recordar alrededor al atar una bufanda. El nudo de Milán no debe ser demasiado apretado y apretado, añadir un poco de negligencia a él, combinarlo con gafas interesantes y un sombrero, y se verá como un representante de bohemia.