418 Shares 5555 views

¿Puedo comer tomates con la lactancia materna?

la nutrición durante la lactancia, la mujer debe ser especial. De la dieta de las madres lactantes necesitan para eliminar la comida chatarra, comida rápida, comprar productos semiacabados, platos con una gran cantidad de especias, el alcohol y las bebidas carbonatadas. Sin embargo, esta lista no es suficiente. En muchas mujeres, se plantea la cuestión de si los tomates lactancia. La respuesta a ello se obtiene después de leer el artículo.


Usted será capaz de averiguar qué efecto producen tomates frescos con la lactancia materna. Además de escuchar las opiniones de los expertos y los médicos en este sentido. Siempre vale la pena mencionar varios tipos de este producto.

¿Puedo tomates con la lactancia materna?

Remitir el asunto puede ser de unos pocos especialistas. Pediatras, terapeutas, nutricionistas, alergólogos y consultores sobre la lactancia materna – todos tienen diferentes puntos de vista sobre este asunto. Algunos de ellos se les permite comer este producto a las madres lactantes. Se aconseja a los demás para eliminar completamente de la dieta de los tomates.

Vale la pena señalar que los tomates con la lactancia materna pueden tener un impacto no sólo en el cuerpo de la mujer. Las sustancias de este producto y pasan a la leche materna, que se entrega a continuación, para el niño. Considere las opiniones básicas de los expertos acerca de este alimento.

Los nutricionistas dicen que?

La mayor parte del sexo débil durante el embarazo están ganando peso extra. La ganancia de peso normal para el parto no debe exceder de 11-12 kg. Sin embargo, no todas las mujeres encajan en este rango. A menudo, después de la aparición de la madre al bebé recién formada quiere recuperar y volver a su forma anterior rápidamente. Ayudarla en esto son los pepinos y los tomates.

madre lactante necesita ser consumido alrededor de 2.000 calorías por día. Si una parte de esta cantidad será de frutas y verduras, a continuación, ella será capaz de bajar rápidamente de peso y ponerse en forma. participación simultánea en el deporte sólo aumentará el efecto.

Los beneficios para el sistema digestivo de la mujer

Tomates con la lactancia materna pueden tener un efecto beneficioso sobre la función intestinal. Muy a menudo, han dado a luz recientemente, las mujeres enfrentan el problema del estreñimiento. La madre de nuevo cuño obligado a tomar laxantes o usar supositorios rectales. Todo esto no es la mejor manera afecta a la calidad de la leche materna.

El consumo diario de tomate conduce al establecimiento del intestino. Además, este producto se convierte en la prevención de las hemorroides, que tan a menudo se producen en el proceso de dar a luz y continúan atormentando a una mujer durante la lactancia. Vale la pena señalar que la regulación digestivo y el establecimiento de la silla ayuda a hacer que los tomates de cáscara. Si lava los vegetales antes de su consumo, entonces este efecto positivo no se consigue.

Contribución a las mujeres en período de lactancia de inmunidad

Tomates con la lactancia materna puede ser una buena prevención de los resfriados. Estos vegetales contienen una gran cantidad de vitamina C. Un uso particularmente importante de vegetal durante varias epidemias.

Además, los tomates contienen una sustancia única llamada licopeno. Los científicos han demostrado que ayuda a prevenir el cáncer de cuello uterino. Vale la pena señalar que con esta patología se encontró con alrededor del 20 por ciento de las mujeres que dan a luz. Todos estos nutrientes también entran en el cuerpo del bebé.

componentes de productos útiles

¿Cuáles son los beneficios de los tomates con la lactancia materna? Como ya saben, los tomates son ricos en vitamina C y ácido ascórbico. Tienen un efecto positivo sobre el sistema inmunológico. También en el vegetal que contiene vitamina C. Es muy importante para el sistema nervioso. Dado que muchas madres después del nacimiento de un bebé a experimentar problemas neurológicos, este producto va a ser muy útil para ellos. La composición incluye un ácido fólico vegetal. Es importante regular el trabajo del sistema circulatorio.

El licopeno, el uso del cual usted ya sabe, está contenida exclusivamente en los tomates rojos y rosas. Se da la verdura un color especial y es un excelente antioxidante. Es por ello que se puede utilizar el producto, no sólo por la comida, sino también en la realización de procedimientos cosméticos. El triptófano se encuentra en todas tomate. Que provoca la formación de la llamada hormona de la alegría. A veces se tan carente de momias recién hechas. Además, los tomates contienen colina. Este material es capaz de elevar el nivel de hemoglobina en la sangre del hombre.

La influencia de los vehículos en el cuerpo del niño

Si la madre recién formado preguntó si podía comer tomates, lo más probable, se preocupa por la salud de sus migajas. Expertos en la lactancia materna indican que en los primeros meses después del nacimiento de los tomates puede afectar negativamente el estado de salud de los restos. Todo debido al hecho de que contienen en su composición y grasas contribuyen a la formación de gases. Los expertos aconsejan en unos pocos meses para que se abstengan del uso de este producto. Sin embargo, tan pronto como las migas resulta 3-4 meses, que con seguridad se puede introducir gradualmente los tomates en su dieta.

Tenga en cuenta que este vegetal tiene un impacto en el cuerpo, y las migas, y la madre. Por eso, los tomates deben ser seleccionados y preparados adecuadamente. Una mejor opción sería el uso de vegetales crudos.

tomates amarillos lactancia

Si usted o su bebé tienen un riesgo de desarrollar alergias, una buena solución es utilizar verduras de color amarillo. Vale la pena señalar que no es menos útil para la madre y su hijo organismo. y verde se puede utilizar si se desea cultivar de tomate.

Vale la pena señalar que estos productos son más denso y carnoso textura. Son ideales para ensaladas y guisos. Recuerde que tanto los tomates rojos y amarillos deben tener el beneficio, no hacer daño. Comprar verduras sólo en temporada, y cultivar mejor su propia. Descartar los tomates importados. Ciertamente ellos contienen una gran cantidad de productos químicos y nitratos. Además, los productos no estacionales, lo más probable, no quieren hacer su cuerpo ningún bien.

La prohibición del uso de los vegetales o las limitaciones de tiempo

¿Quién y por qué no los tomates con la lactancia materna? En algunos casos, los médicos se recomienda encarecidamente no utilizar este vegetal durante la lactancia. Los motivos de la prohibición pueden incluir los siguientes:

  • madre urolitiasis o patología del tracto biliar. En ambos casos, se aconseja el sexo débil a renunciar a los tomates. El hecho de que estos productos pueden contribuir a la formación de piedras en el riñón y la vesícula biliar. El producto también tiene un efecto diurético, que no siempre es útil en la enfermedad de riñón y la vejiga.
  • reacciones alérgicas. Si la mamá recién formado propensos a las alergias, usted debe rechazar tales alimentos. Cabe señalar que a veces es condición desagradable puede tener una forma hereditaria. Cuando un bebé es propenso a la aparición de alergias, las mujeres en período de lactancia de los alimentos deben ser estrictamente limitado.
  • bebé con cólicos fuertes. La mayoría de los recién nacidos enfrentan a una mayor flatulencia. Tomates y otras verduras pueden provocar un agravamiento de la enfermedad. Si su bebé sufre de cólico, debe abandonar el uso de tomates en los primeros 2-3 meses de vida.
  • Escabeche y verduras saladas. madre lactante debe renunciar a los tomates preparados por este proceso. El caso es que después de este tratamiento, la mayoría de las verduras pierden nutrientes. Además, el contenido de sal y vinagre en un plato podría tener un impacto negativo en la calidad de la leche. A veces, cambiar el sabor y la composición.

Resumiendo

Ahora que ha aprendido, si los tomates frescos con la lactancia materna. Si usted decide entrar en esta verdura en su dieta, usted debe hacerlo de forma gradual. Consumir una cuarta parte o la mitad de un tomate grande tomate pequeño en la mañana. Después de eso, durante el día, observar cuidadosamente al bebé. Si se ha producido ninguna reacción, a continuación, después de unos días se puede aumentar la dosis. Al día permitió comer no más de tres frutas. Los tomates son muy útiles durante la lactancia, pero su uso debe ser moderado. Le deseo salud!